Para determinar el límite de rentas se considerará el SMI incluidas las pagas extraordinarias. Para este cálculo se entenderán integrados en la unidad familiar de convivencia, al solicitante, su cónyuge y los ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive o, en su caso, por adopción, que convivan con él. Si además se tienen hijos menores de 16 años y se convive con ellos, el límite anterior se elevará incrementando en un 0,10 el coeficiente multiplicador del SMI por cada hijo hasta un máximo de 0,30 en el supuesto de tres o más hijos. No se consideran rentas el propio subsidio agrario, las derivadas de la protección familiar por hijo a cargo y las obtenidas por trabajos agrarios como trabajador por cuenta ajena de carácter eventual. 
Las rentas se computarán por su rendimiento íntegro o bruto. El rendimiento que proceda de actividades empresariales, profesionales, agrícolas, ganaderas o artísticas, se computará por la diferencia entre los ingresos y gastos necesarios para su obtención. Las ganancias patrimoniales se computarán por la diferencia entre las ganancias y las pérdidas patrimoniales.
Existe un subsidio especial para mayores de 52 años en el que se exige, además de cumplir los requisitos generales, excepto el de la acreditación de jornadas, cumplir los siguientes: 
Compartir esta entrada en tus redes sociales
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿ Hola necesita Ud. ayuda ?